Robert Friedland, presidente ejecutivo de Ivanhoe Mines, expresó su optimismo respecto de las proyecciones del precio del cobre.

Compartir en:

Su confianza y optimismo se basan en las positivas proyecciones del crecimiento de la oferta de automóviles eléctricos que, según el Gerente de Inversiones US Global Investors, utilizan hasta cuatro veces la cantidad de cobre que los automóviles tradicionales y cuya demanda se espera que crezca tanto como para que en el 2027, se requerirán 1,74 millones de toneladas de cobre para satisfacerlo. La demanda actual es de 184.000 toneladas.

China es el principal consumidor de cobre del mundo con importaciones que alcanzan los 17,35 millones de toneladas en 2017. En su intento por frenar la contaminación, se prevé que el gigante asiático se convierta en uno de los mayores fabricantes de vehículos eléctricos en los próximos años, aumentando sus necesidades de cobre aún más.

Además del aumento de la demanda, cree que los precios podrían alcanzar niveles más altos debido a interrupciones por el lado de la oferta global de cobre, como las causadas por las negociaciones laborales que enfrenta el productor número uno del mundo, Chile.

El presidente de Ivanhoe Mines, sin embargo, confía en que su propio proyecto continuará avanzando sin problemas. Ubicada en un área deshabitada dentro del cinturón de cobre de África Central, Kamoa-Kakula se convertirá en la tercera mina de cobre más grande del planeta, solo superada por Escondida en Chile y Olimpic Dam de Australia.

A pesar de que el precio del cobre experimentó una caída considerable esta semana, el importante aumento del consumo de China de un 2,3% en 2017 y los optimistas pronósticos sobre la expansión del mercado automotriz eléctrica, sumado a posibles tropiezos en la capacidad de respuesta de la oferta, hacen pensar en una pronta recuperación sostenida del mismo.

http://www.mining.com/robert-friedland-bullish-copper/